El Pasquín

Just another WordPress.com weblog

Su palabra contra la de todos

Posted by El Pasquín en marzo 23, 2007


Al menos cinco testigos presentaron ayer testimonios concordantes entre sí que ubicaron al acusado en lugares en los cuales él aseguraba no haber estado y así, la coartada presentada por la defensa de Carlos Carrascosa a lo largo de las 15 sesiones que lleva el juicio comienza a desmoronarse y a complicar cada vez más la situación del viudo de María Marta García Belsunce.

“Es mi palabra contra la de todo el mundo” soltó muy tranquilo el Gordo. “Yo estuve en lo de mi cuñado viendo el partido” insistió, refiriéndose a Guillermo Bártoli. El Fiscal Molina Pico disfrutó la sesión de ayer, primero Gerardo Oberndorfer aseguró haber atendido al acusado en el Club House del Country. Catalina Vargas, empleada del cuñado, ratificó que el 27 de octubre sirvió té y café a la gente que estaba en el living viendo el partido, que se quedó en la cocina escuchando radio y que a las 18 fue a retirar el servicio: “A esa hora no había nadie en la casa. Ni su empleador, ni Carrascosa”.

Julio Terán, ex militar y ex gerente del country El Carmel, declaró y complicó aún más a la defensa del viudo, aparentemente , según confirmó este hombre, “la defensa pretendió inculpar al vecino Nicolás Pachelo y esto habría ocurrido incluso antes de haberse confirmado que María Marta había sido asesinada a balazos“. “Gordo, estamos en el horno” soltó el abogado defensor mientras tomaba un vaso de agua para bajar las declaraciones que se la habían quedado atragantadas.

Guillermo Cóppolo, un especialista en problemas judiciales y que como ahora no tiene nada que hacer se presenta todos los días a escuchar “la sarta de pavadas que se dicen en el tribunal” se refirió a la situación de la causa en exclusiva para El Pasquín: “Esto muchachos, está todo armado, estos testimonios no hacen más que demostrar que Carrascosa no estuvo en su casa cuando asesinaron a María Marta, si, lo presentan como un mentiroso que no estuvo en los lugares que su coartada decía, pero se mantiene la teoría que no estuvo en la escena del crimen”. “Esto es gilada” sentenció, “podemos hacer una apuesta, sentencia: Falso testimonio y encubrimiento, pero culpable de asesinato ni de casualidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: